La era digital – su impacto en el medio ambiente

 

Quizás todos pensamos que actuamos con suficiente preocupación hacia nuestro medio ambiente, y hacemos varias cosas en nuestra vida cotidiana para apoyar con nuestro granito de arena para apoyar en su conservación. Cuidamos el uso del agua, reutilizamos plásticos o los eliminamos en su mayoría, conservamos energía eléctrica, educamos a los de nuestro entorno familiar y laboral sobre la importancia de tomar acción.

Y todo esto se desarrolla mientras seguimos trabajando cada vez más de manera digital, con el uso de la tecnología de mayor o menor forma, en varias de nuestras actividades profesionales y personales. De hecho, el internet es el que nos da la mayor información hoy en día sobre este tema, el estado precario de nuestra Tierra. Y nos sentimos de alguna manera satisfechos al indagar, informarnos e investigar qué es lo que ocurre alrededor del planeta en temas medioambientales, y al decidir actuar localmente para influenciar globalmente.

Existe, sin embargo, una tendencia creciente de investigación sobre los impactos negativos de la tecnología digital sobre el ambiente. Lo que nos lleva al progreso y a la comunicación global sobre lo verdaderamente importante, también está causándole daño a aquello que queremos proteger. Paradójico, ¿no?

Se dice que el consumo de energía eléctrica asociado al uso de internet es el mayor de todo el planeta, solamente lo supera el gasto de energía de los países de Estados Unidos y China. 1

Otra actividad digital que consume energía son las criptomonedas. Con la minería de blockchain, de donde se extraen las criptomonedas como Bitcoin,  recientemente  se utilizan plantas de energía para obtener la cantidad de electricidad que se requiere llevar a cabo esta minería. Plantas hidroeléctricas de Estados Unidos y China contratan su excedente de energía con Bitcoin en los tiempos  en que disminuye el consumo de las ciudades a las cuales suministran. 

Otro ejemplo es el consumo adicional de internet que ocurre cuando se hacen compras en línea. La navegación por varias páginas y servicios, y la cantidad de anuncios que saltan a tus ojos y te llevan a navegar aún más, hace que consumas más tiempo en internet. Igualmente, la entrega a domicilio de compras individuales no resulta amigable para el medioambiente. Y según unos estudios, el «streaming» es mejor para el ambiente solamente si la alternativa de rentar un CD o ir a un cine te quedan a más de 20 millas de distancia.

En definitiva, aún se tiene que integrar la ciencia de la conservación del medio ambiente con la tecnología digital en lo que se refiere al consumo humano de ella. La digitalización no es necesariamente una actividad de sustentabilidad del ambiente, aunque sí hay muchos beneficios derivados del estilo de vida digital. Como sociedad, estamos aun en un proceso de equilibrar nuestros avances tecnológicos con el bienestar de todo el planeta.

 

1 (DeutscheWelle – 2019 Recuperado de https://www.dw.com/en/how-sustainable-is-the-digital-way-of-life/av-46614894).

2 (Maldonado, 28/04/2020, Observatorio Blockchain). 

3 DW Shift – 2021 Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=TYo6C2ChisM).

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment